April 24th 2019, Rana Plaza 6th Anniversary

Today marks the 6th anniversary of the Rana Plaza building collapse in Bangladesh, where over 1,000 people were killed and over 2,500 wounded while working in a textile factory under inhumane conditions. An overwhelming majority of the victims were women. Rana Plaza is the deadliest disaster in the history of the garment industry worldwide.

 

As we continue our Earth Day Celebrations this week and plan for our May Day actions next week, it is important that we not only remember the Rana Plaza disaster, we must also use these public opportunities to name the intersections of our struggles and movements. The Rana Plaza disaster exemplifies the intersections of systems of oppression that we are fighting against: neoliberal capitalism and patriarchy. These systems oppress women and people of color globally and exacerbate climate change. The Rana Plaza disaster is also an example of how women’s labor is not only undervalued, but an exploited and assumed component of the dominant economy, without any visibility. When disasters like Rana Plaza force the world to see the reproductive labor economy and the extreme exploitation of this labor sector, neoliberal governments, capitalism, and the mainstream media bury these stories and expect us to forget them and continue consuming and exploiting this massive labor force.

As our struggles for liveable wages continue, it is important to remember the labor force that is often forgotten and unseen: Farm workers, domestic workers, child care providers, home health aides, prison labor, and the reproductive care labor that is a necessary part of life, but is not considered part of the labor force. This work is often gendered and relegated to women and femmes. This work is crucial to the survival of the mainstream, or visible economy. The fact that this labor is unpaid or underpaid under capitalism, contributes to its invisibility. The struggle for livable wages, and for jobs with dignity is a grassroots feminist struggle.

As the US chapter of the global feminist action movement, the World March of Women, we share this statement denouncing the neoliberal policies that value profit over people and the planet, which led to this disaster...

“We denounce the alliance of governments and the far right with Transnational Corporations. These continuously impose austerity policies that are sustained by women’s work, mitigating the effects of lower wages and lack of public investment in rights and services. These policies lead to more poverty and precarity for working-class people, more violence against women and the increase of racism and xenophobia…

We reassert that women’s work counts, and is an integral and fundamental part of the system that generates and sustains life in harmony with nature.”  

Read the full statement below.

In honor of those who do the reproductive labor and in honor of all the women capitalism wants us to forget… we remember Rana Plaza and continue to fight until all of us are free!

español: 

Hoy marca el 6to aniversario del derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladés, en donde más de 1000 personas murieron y más de 2500 resultaron heridas mientras estaban trabajando en un fábrica de textiles bajo condiciones inhumanas. Una mayoría abrumadora de las víctimas eran mujeres. La Plaza Rana es el desastre más mortífero en la historia de la industria de la confección de todo el mundo.

Al continuar con nuestras celebraciones del Día de la Tierra esta semana y al planear nuestras acciones del 1º de Mayo de la siguiente semana, es importante que no solamente recordemos el desastre de Rana Plaza, sino que también debemos usar estas oportunidades públicas para hacer evidentes las intersecciones de los sistemas de opresión en contra de los cuales estamos luchando: el capitalismo neoliberal y el patriarcado. Estos sistemas oprimen a las mujeres y a las personas de color globalmente y exacerban el cambio climático. El desastre de la Plaza Rana es también un ejemplo de cómo la fuerza laboral de las mujeres no es simplemente desvalorizada, sino que también es un componente explotado y asumido de la economía dominante y sin visibilidad alguna. Cuando los desastres como el de la Plaza Rana fuerzan al mundo a ver la economía del trabajo reproductivo y la explotación extrema de este sector laboral, los gobiernos neoliberales, el capitalismo y los medios de comunicación dominantes entierran estas historias y esperan que los olvidemos y continuemos consumiendo productos y explotando a esta masiva fuerza laboral.

Al continuar nuestras luchas por salarios justos con los que se pueda vivir, es importante que recordemos a la fuerza laboral que con frecuencia es olvidada y no vista: a lxs trabajadorxs agrícolas, a lxs trabajadorxs domésticxs, a lxs proveedorxs de cuidado infantil, a lxs asistentes de cuidado domiciliario, a la fuerza laboral en las prisiones y al trabajo reproductivo que es necesario para la vida, pero que no es considerado como parte de la fuerza laboral. Este trabajo a menudo tiene un componente de género y es relegado a mujeres y féminas. Este trabajo es crucial para la supervivencia de la economía dominante visible. El hecho de que esta fuerza laboral sea no remunerada, o bajamente remunerada en el capitalismo, contribuye a su invisibilidad. La lucha por los salarios justos y por los trabajos con dignidad es una lucha feminista popular.

Como capítulo en EEUU del movimiento de acción feminista global, la Marcha Mundial de Mujeres, compartimos el espíritu de esta declaración que denuncia las políticas neoliberales que valoran el lucro por encima de las personas y el planeta, que fue lo que contribuyó a este desastre…

“Denunciamos a los gobiernos y a la extrema derecha en sus alianzas con las corporaciones transnacionales que, de forma continua, imponen políticas de austeridad que se sostienen sobre el trabajo de las mujeres para amortiguar los efectos de la reducción de salarios y la falta de inversiones públicas en derechos y servicios públicos. Dichas políticas derivan en una mayor pobreza y la precarización de la vida de la clase trabajadora, más violencia contra las mujeres y un aumento del racismo y de la xenofobia…

Reafirmamos que el trabajo de las mujeres cuenta y es parte integral y fundamental del sistema que genera y sostiene la vida en armonía con la naturaleza.”

Lean la declaración completa abajo.

En honor de aquellxs que realizan trabajo reproductivo y en honor de todas las mujeres que el capitalismo quiere que olvidemos…¡recordamos a Plaza Rana y seguiremos con la lucha hasta que todxs seamos libres!

Seasonal Footwear